jueves, 14 de febrero de 2013

Formación en tiempos de crisis: ¿Oportunidad o negocio?


Este último año, he descubierto que hay bastantes organizaciones sin ánimo de lucro dispuestas a apoyar, fomentar y ayudar a las personas que quieren formarse y aprovechar el período de desempleo para reorientar o completar su carrera profesional, pero también me he percatado de  que existen otras empresas, que han visto una gran oportunidad de negocio en el campo de la formación y que están dispuestas a hacer de ella un uso ilícito, incluso ofreciendo oportunidades de “empleo” directamente vinculadas a las ofertas formativas que promueven, o mejor dicho, que venden. Con una clientela de casi 6.000.000 de personas, un volumen de mercado bastante goloso, aprovechan la vulnerabilidad (y en algunos casos la desesperación) de las personas que queremos trabajar.

La “Rede de mulleres” de Vigo va por la tercera edición del curso de 40 horas presenciales “Búsqueda de empleo Web 2.0 y marca personal” impartido por Eva Ventín, del que, alrededor de 12 mujeres por edición, nos hemos beneficiado gratuitamente, y que hoy en día, es muy productivo para centrar la búsqueda de empleo y aprovechar canales no tan explotados como los ya obsoletos portales de empleo o la puerta fría. Pero la cosa no ha quedado ahí, pues tras la segunda edición, la Red creó una bolsa de empleo virtual y con mucho esfuerzo consiguió publicarlo en prensa. Este caso lo podríamos catalogar como una clara OPORTUNIDAD.

 

Ha aumentado estrepitosamente la oferta formativa en el ámbito de la web 2.0, cursos de blogs y webs, E-commerce, Community Management, posicionamiento en buscadores, experto en Social Media… No sé si estas nuevas corrientes profesionales tendrán futuro o si podrán soportar la gran oferta de profesionales que habrá de aquí a unos años, pero desde luego no existe regulación alguna en salarios y titulaciones, muchas empresas no saben ni siquiera de qué hablan aún cuando demandan estos perfiles, e incluso se habla de una “burbuja” como se expone en el artículo del país “Sí hay burbuja: Se llama community manager" ¿Será un NEGOCIO?

Curioso es también, dentro de esta tendencia de deshumanizarlo todo, el gran aumento de cursos online, gratuitos o no, que sin duda deben dar buenos resultados a nivel económico por la reducción de coste que supone prescindir de personal docente, por lo que me atrevo a decir que esto sí podría denominarse como un NEGOCIO. Entiendo la picaresca y la visión estratégica de una empresa o empresario que enfoca su negocio aquí, también están en crisis y deben buscar su lugar, pero ¿Qué pasa con los organismos públicos o semi-públicos? Los cursos presenciales ¿no serían una manera de crear empleo y al  mismo tiempo ofrecer un servicio en el que nos podamos seguir desarrollando profesionalmente? Seré una antigua y sé que hay que adaptarse a las tecnologías, y de hecho me encantan, pero donde haya un buen o una buena docente enseñando una buena materia, no tengo ni la más mínima duda de que lo prefiero.

Alrededor de los idiomas, se ha formado también un gran mercado, pero en este caso provocado bien por la necesidad de emigrar, o bien por la necesidad de diferenciase y tener más opciones a la hora de acceder a un puesto de trabajo, pues no se puede obviar por ejemplo, el aumento en internacionalización que han experimentado las empresas españolas, por lo que últimamente se han demandado puestos orientados al mercado exterior, que por supuesto, requieren dominar idiomas. En los últimos meses he cursado el A2 de francés, iniciación de alemán y actualmente estudio el B1 de inglés, pero no he encontrado ningún curso gratuito de ningún idioma.

Me pregunto qué pasará cuando acabe la crisis, empiezo a plantearme si se sustituirá el “desplome del ladrillo” por el “desplome de la formación”…
 
Catalina Pahino
Ingeniera Técnica Industrial